PREMIO NACIONAL ARTES VISUALES.jpg
LOGOTIPO CUADRADO BLANCO.png
 

PREMIO NACIONAL DE ARTES DE LA REPRESENTACIÓN Y AUDIOVISUALES

La ley Nº 19.169 del 26 de septiembre de 1992 estableció una nueva normativa en cuanto a los premios nacionales, aumentando a 11 sus categorías: Literatura, Historia, Educación, Periodismo, Ciencias Exactas, Ciencias Naturales, Ciencias Aplicadas y Tecnológicas, Humanidades y Ciencias Sociales, Artes Plásticas, Artes de la Representación y Audiovisuales y Artes Musicales.

 

Desde entonces la mención Artes de la Representación y Audiovisuales se entrega todos los años impares. La distinción contempla un diploma, la suma de 14 millones de pesos por una sola vez y una pensión vitalicia mensual de 20 unidades tributarias. Además, el Estado promoverá el conocimiento y la difusión de la obra de los premiados.

Alejandro

Flores Pinaud

 

(Santiago 9 de febrero de 1896 - 6 de enero de 1962)

 

Proveniente en una familia vinculada a la música y la intelectualidad, de joven se interesó en la carrera teatral. Sus primeros pasos los dio en compañías de sainetes y revistas. Pertenece a una generación en que los actores no tenían grandes escuelas de profesionalización o academias, haciéndose prácticamente solos en este oficio. Escribió varias piezas líricas, con una de las cuales montó, en 1919, un espectáculo en el Teatro La Comedia, titulado El derrumbe, en él fue guionista y actor principal. Dos años después, su obra Malhaya tu corazón repitió el éxito. Durante 1922 inició una exitosa carrera en Argentina junto a la Compañía Mario Padín. En 1930 desempeñó el rol protagónico de la primera película sonora de Chile Norte y Sur, de Jorge “Coke” Délano, destacado escritor nacional, quien además fue caricaturista y pintor. Entre sus obras está el óleo Carabinero, que actualmente se conserva en el Museo Histórico Carabineros de Chile. 

 

Con los años se volcó a dos grandes pasiones: la lectura y la historia, sentía un gran interés por la Patria Vieja y esto lo materializó con creación del Museo de la Patria Vieja y enseñar ese periodo, inquietud que lo llevó a formar en una céntrica casa de Rancagua, un museo.

 

Flores, causaba un fuerte atractivo entre las jovencitas y la admiración de los varones de la época, convirtiéndose en un ícono de masculinidad para su generación. A su elegancia y  estampa, se sumaban virtudes como actor, periodista, dramaturgo, hombre de radio y poeta. Su funeral tuvo carácter de Estado, durante la ceremonia un clarín de la Escuela de Carabineros tocó el “Adiós”.

 

En 1946 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

Rafael

Frontaura de la Fuente

 

(Valparaíso, 7 de febrero de 1896 - Santiago 15 de agosto de 1966)

 

Estudió en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. Allí obsequió su memoria de prueba a un compañero de clases, ya que no tenía interés en ejercer esta carrera. Sus padres lo enviaron a Europa, con la esperanza de alejarlo de las tablas. A su regreso se propuso realizar en Chile lo que pudo ver en Francia en los escenarios de vanguardia. Arrendó el Teatro Imperial en la calle San Diego y fundó su propia compañía. Desde entonces, se dedicó por entero al arte de la representación.

 

Se inició en el cine mudo de su país con La última trasnochada (1926), luego filmó Dos corazones y una tonada (1939). Frontaura, junto a Alejandro Flores, fue la figura principal de la escena chilena de entonces, tuvo grandes éxitos en Chile y Argentina. Definía el teatro de entonces como: “un espectáculo inocentón [en el primer cuarto de nuestro siglo], para las grandes masas populares, al alcance de todos los bolsillos y practicado por autores que aspiraban a la gloria insignificante de ver sus nombres en el cartel” (Durán 176). En 1949 obtuvo el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

Pedro

de la Barra García

 

(Santiago, 23 de octubre de 1912 – Caracas, el 6 de julio de 1977)

 

Dramaturgo, actor y director de teatro. Es considerado uno de los principales impulsores del teatro experimental chileno. Durante sus años como estudiante de pedagogía en Castellano consolidó su vocación teatral. En 1939, estrenó su primera obra Estudiantina, de Edmundo de la Parra, montada por el Conjunto Artístico del Pedagógico. Cinco años más tarde publicó La Feria, su primera obra.

 

En 1941, junto a otros artistas de tablas como Ricardo Morales, Domingo Tessier, Bélgica Castro, los hermanos Héctor y Santiago del Campo y Pedro Orthous, fundó en el Teatro Experimental de la Universidad de Chile, antecesor del actual Teatro Nacional, el cual marcó una renovación de la dramaturgia local. En 1952 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

 

En 1974 parte a Venezuela, donde trabajó como docente en el Consejo de Cultura de ese país.

Américo

Vargas Vergara

 

 (La Unión, 23 agosto 1911 - Santiago, 27 agosto 1978)

 

Estudió comercio y se tituló de contador en el Liceo de Valdivia, profesión que abandonó para integrar el mundo del teatro, cuya carrera inició junto a Rafael Frontaura, luego se incorporó a la compañía Leguía-Córdova. Desarrolló importantes temporadas en el Teatro Maru, en pleno centro de Santiago, con obras que, a diferencia de las de Córdova, de carácter cómico, se acercaban a un repertorio más contemporáneo: El precio de Arthur Miller, La casa de Bernarda Alba de García Lorca, La casa de los siete balcones de Alejandro Casona y, en el género cómico; Arlequín, servidor de dos patrones de Carlo Goldoni, dirigida por Pedro de La Barra.

 

Mientras trabajó en Argentina, conoció a su esposa, la periodista y actriz Pury Duarte.  En 1950 ambos formaron una compañía similar a la de Córdoba, Vargas-Duarte que dio vida al Teatro Moneda.  En 1955 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro. En tanto, su prolongada trayectoria artística lo mantuvo siempre vigente en la escena nacional.

Jorge

Quevedo Troncoso

 

(Santiago, 15 de junio de 1906 - 20 de agosto de 1989)

 

Incansable actor de teatro, cine y radio, fue autor de varios monólogos cómicos y algunas obras regocijadas. Desde su niñez, supo el dolor de la miseria. A los 18 años ya actuaba en Valparaíso. Posteriormente, en Coquimbo, integró el conjunto "Víctor Domingo Silva" y empezó a recibir ovaciones en las tablas. En 1932 inició una carrera ascendente.

 

Encabezó en varias oportunidades sus propias compañías y formaba parte de elencos, lo que demostraba el interés que siempre tuvo por no meter bulla. Ya maduro, logró ser primera figura en Don Lucas Gómez, un sainete de Mateo Martínez Quevedo, basado en el cuento Un huaso en Santiago de Daniel Barros Grez.

 

Participó en el radioteatro Hogar, dulce hogar junto a Eduardo de Calixto. En 1958 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

Pepe

Rojas Ibarra

 

(Santiago 9 de octubre de 1898 - 13 de mayo de 1986)

 

Maestro de escuela cuando joven, pasó, por su chispa y su desenvoltura, a gran intérprete de tipos criollos. Fue un actor multifacético y popular, trabajó en teatros carpa, revistas musicales y teatros universitarios. Fue muy aplaudido en su papel de huaso Ildefonso en Entre gallos y medianoche de Carlos Cariola.

 

También es autor de Nochebuena (1932); El patio (1932); Wladimiro (1932); Zarzamora (1933); La banda de Al Capone (1937) y en colaboración con Pepe Fernández El gallo de la pasión, La hoja de parra, Juan Segura vivió muchos años y El conventillo del diablo.

 

Fue uno de los últimos representantes de los años heroicos y bohemios del teatro chileno.  Realizó una activa labor gremial como director de la Sociedad de Autores Teatrales en dos períodos. En 1961 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

Pedro

Pérez Cordero

 

(San Fernando, 13 de mayo de 1893-Santiago, 10 de marzo de 1972)

 

Artísticamente conocido como Pedro Sienna, sin lugar a dudas, el actor de mayor relevancia del cine mudo chileno. Su nombre artístico lo toma del color “siena”, que utiliza en sus pinturas; pues también fue poeta, escritor y artista plástico. A los 21 años obtuvo una distinción en los Juegos Florales de Poesía de 1914.

 

Comenzó en la compañía del autor español Bernardo Jambrina y posteriormente trabajó en la  compañía de Enrique Báguena y Arturo Bührle, iniciando una brillante trayectoria de actor. Como actor de cine debutó en 1917 en El hombre de acero. En 1921 realizó su primera cinta Los payasos se van, donde además actuó. En 1925 dio vida a su obra más conocida El húsar de la muerte, considerada un clásico del cine chileno.

 

Fue director y profesor de academias obreras y universitarias. Publicó diversos libros entre éstos Muecas en la sombra (1917), La caverna de los murciélagos (1924), la biografía La vida pintoresca de Arturo Bührle (1929) y Recuerdos del soldado desconocido (1931).

 

En 1944 se retiró de las actividades teatrales para dedicarse por completo al periodismo, escribiendo artículos sobre arte en diarios y revistas. En 1966 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

Ana

González Olea

 

(Santiago, 4 de mayo de 1915-21 de febrero de 2008)

 

Durante sus 60 años de trayectoria compartió escena con destacados actores y actrices. Gran parte de su trayectoria teatral la hizo en el Teatro de Ensayo de la Universidad Católica. Durante su carrera encarnó a Rosaura en la exitosa obra La pérgola de las flores y tuvo una elogiada actuación como Isabel I en María Estuardo. Además, popularizó a la inolvidable “Desideria”, personaje que nace en el programa cómico Radiotanda, transmitido por Radio Minería y que luego  llevaría a la televisión.

 

Participó en varias películas, entre ellas una humorística versión de La dama de las camelias y en programas de televisión como Una vez más y Sábados gigantes, en éste estuvo casi una década en segmentos de humor como Pobre papá.

 

En 1969 obtuvo el Premio Nacional de Artes, mención Teatro, posteriormente fundó la Sala El Ángel y la Compañía de Teatro del mismo nombre. En 1995 se retiró del teatro. Un año más tarde participó por última vez en televisión, en la telenovela Marrón Glacé. 

Agustín

Siré Sinobas

 

 (Valparaíso, 30 de abril de 1908 - 28 de diciembre de 1986)

 

Fue un activador incansable de nuestra vida cultural. Hijo de padres españoles, desde temprana edad generó medios económicos para sus estudios, haciendo diversos trabajos. Al terminar sus estudios secundarios viajó a Italia, donde cursó Historia del Arte. Más tarde, estudió francés, italiano, filología y filosofía clásica en la Universidad de Chile, incorporándose definitivamente al Teatro Experimental de esa casa de estudios superiores, haciendo el papel del padre del mancebo, en El mancebo que se casó con mujer brava de Alejandro Casona. Como actor abordó, a través del análisis y de la investigación, la más variada gama de personajes: cómicos, trágicos; simples y complejos.

 

Al dirigir Living room, Siré aplicó por primera vez el método Stanislavsky. En 1959 es nombrado director del Instituto del Teatro de la Universidad de Chile. Obtuvo varias veces el Premio Caupolicán y el Premio de la Asociación de Críticos Teatrales de Chile y en 1972 el Premio Nacional de Arte, mención Teatro y en 1974, el Gobierno francés lo convierte en Caballero de las Letras y las Artes. 

 

Es recordado por sus inolvidables versiones de: Tartufo de Molière, el bufón de Noche de reyes de Shakespeare y el maduro profesor desenmascarado de Quién le tiene miedo al lobo de Abbe Lane.  “En él se da el entusiasmo, la organización y el estudio, cualidades expresadas en el sentido de responsabilidad artística, adoptada en los roles que ha debido intervenir” (Academia de Bellas Artes 64).

Pedro

Mortheiru Salgado

 

(Lebu, marzo 1919 - 24 de julio de 1994)

 

Desde pequeño mostró inclinación por lo artístico. Estudió arquitectura en la Universidad de Chile, participó en el movimiento teatral universitario y en la fundación del Teatro de Ensayo de la Universidad Católica.

 

Entre los años 1950 y 1951, Mortheiru es becado por el British Council; el gobierno francés y de la Rockefeller Foundation, para estudiar en Inglaterra, Francia y Estados Unidos, respectivamente.

 

Entre 1960 y 1963 asume la dirección del Teatro de la Universidad de Concepción (TUC). El año 1962, es invitado por Rockefeller Foundation a dirigir la obra Deja que los perros ladren de Sergio Vodanovic, en Dallas, Estados Unidos. A lo largo de su carrera dirigió: El abanico de Goldoni; La comedia de la felicidad, del ruso Nicolás Evreinoff; El gran farsante, sátira social de Balzac. La muerte de un vendedor viajero, de Arthur Miller y Bodas de Sangre de Federico García Lorca, entre otras. 

 

En 1978 recibió el Premio Nacional de Artes, mención Teatro.

Fernando

Debesa Marín

 

(Santiago, 4 de abril de 1921 - 20 de junio de 2006)

 

Por influencia paterna, se matriculó en la Pontificia Universidad Católica de Chile donde cursó arquitectura, en ese período conoce a Juan Orrego Salas, Teodoro Lowey y Pedro Mortheiru, futuras figuras relevantes del teatro chileno, con quienes fundó en 1943 el Teatro Ensayo de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

 

Durante su estadía en París terminó su primera obra Mamá Rosa (1954) guión que ahonda en la relación con su madre, durante sus primeros años.

 

Pese a que su producción de obras de teatro no es extensa, sí lo es su investigación. Es autor de bibliografía de estudios en dramaturgia y artículos de prensa para diversas publicaciones, convirtiéndose en un referente para libros de investigación en el área. En 1958 recibió el Premio Municipal de Teatro, además de otros reconocimientos internacionales.

 

En 1981 recibió el Premio Nacional de Arte, mención Teatro.

Silvia

Piñeiro Rodríguez

 

(Santiago, 27 de junio de 1922 - 15 de mayo de 2003)

 

Actriz de teatro, cine y televisión. Estudió en la academia del Teatro Ensayo de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Su carrera profesional comenzó en 1950 con la participación en numerosas obras, entre ellas, Ángeles en desgracia. Actuó en comedias musicales como La pérgola de las flores y Mi querido presidente. En cine actuó en Deja que los perros ladren, Nunca en domingo y El cuerpo y la sangre, entre otras.

 

En televisión marcó época con programas como Los Moller, En su casa y, por varias temporadas con Juani en sociedad de Canal 13. En 1977 fue galardonada con el Premio Ondas a la mejor actriz iberoamericana. En 1988 obtuvo el Premio Nacional de Artes, mención Teatro y en 1994 se le otorgó el Premio APES a la Trayectoria.

Jorge

Díaz Gutiérrez

 

(Rosario, Argentina 20 de febrero de 1930 - 13 de marzo de 2007)

 

Estudió en Chile, país donde adquirió la nacionalidad. Arquitecto, dramaturgo, dibujante, pintor y poeta. En 1950 ingresó al naciente Ictus, realizando todo tipo de labores hasta que surgió su vocación literaria. Estrenó siete obras con este grupo antes de emigrar a España, entre éstas El cepillo de dientes (1960) y Un hombre llamado isla (1961) trabajo que despertó el interés de la crítica que simplificó su creación afirmando que se trataba de un imitador de Ionesco. Sus textos son acercamiento a la angustia de la existencia humana, una crítica social a través de la ironía y el humor ácido.

 

Es autor de una treintena de piezas de teatro infantil, además, incursionó en el mundo del cuento, la radio y televisión. En 1980 recibió Premio Palencia de Teatro (España); en 1992 el Premio Antonio Buero Vallejo de Guadalajara, México y un año más tarde el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales.

Bélgica

Castro Sierra

 

(Temuco, 6 de marzo de 1921 - Santiago, 6 de marzo de 2020)

 

Estudió Pedagogía en Castellano en la Universidad de Chile y formó parte en la creación del Teatro Experimental de la Universidad de Chile. En 1949 fue contratada por la BBC de Londres, donde trabajó durante un año en radioteatro. En 1971 fundó con amigos y colegas el Teatro del Ángel.  En 1974 parte a Costa Rica, donde vivió más de una década.

 

Durante 14 años fue profesora de Historia del Teatro en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile y de actuación en la Escuela de Teatro de la Universidad Católica de Chile y la Universidad de San José de Costa Rica.

 

Entre 1965 y 1973 participó en numerosos programas de televisión como El Guaripola, Juani en sociedad y La sal del desierto. Actuó en varias películas chilenas, entre las que destaca Palomita blanca. Estrenó numerosas obras junto a su marido, Alejandro Sieveking, entre las que figura Parecido a la felicidad, La madre de los conejos, Ánimas de día claro, La remolienda, La mantis religiosa, Cama de batalla, La virgen de la manito cerrada, La comadre Lola e Ingenuas palomas. Volvió al cine de la mano de Sebastián Silva, director del largometraje La vida me mata. Durante 2010 protagonizó la película Gatos viejos. En 1995 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales.

Raúl

Ruiz Pino

 

(Puerto Montt, 25 de julio de 1941 - París, 19 de agosto de 2011)

 

Cineasta chileno residente en Francia, a comienzos de los años 60 se trasladó a Santiago, donde se vinculó al teatro de vanguardia. A los 18 años realizó su primera película, La maleta, que no se estrenó comercialmente.

 

En 1968 dirigió Tres tristes tigres su primer largometraje, hoy un clásico del cine chileno. Entre sus obras se encuentran Las tres coronas del marinero, Tres vidas y una sola muerte, Genealogía de un crimen, El tiempo recobrado y La comedia de la inocencia. En 1974 se radicó en Francia y filmó en diversos lugares del mundo y en distintos idiomas.

 

Ruiz incursionó prácticamente en todos los géneros, formatos y metrajes cinematográficos, además de realizar películas para televisión. En 1997 obtuvo el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales, transformándose en el primer cineasta en recibir este galardón. En tanto, su libro Poética del cine (2000), entregó su particular visión de la estética del séptimo arte. 

 

En 1998 el Ministerio de Educación, a través de la División de Cultura, auspició la realización de Cofralandes,  una serie de cuatro capítulos sobre Chile.

María

Cánepa Pesce

 

(Alessandria, Italia, 1 de noviembre de 1921 - Santiago el 27 de octubre de 2006)

 

Su carrera teatral se inició en 1944, cuando dejó de ejercer como asistente social y se integró al Teatro Experimental de la Universidad de Chile. Trabajó en numerosas compañías escénicas nacionales. Interpretó algunos de los personajes más relevantes de la dramaturgia clásica y contemporánea. Entre ellos, Laurencia, de Fuenteovejuna; Lady Macbeth, en Macbeth; la reina Gertrudis en Hamlet; Marta en Quién le tiene miedo al lobo, y doña Rosita en Doña Rosita, la soltera.

 

En 1971 fundó el Teatro del Nuevo Extremo junto a su esposo Pedro Orthous y en los años 80 el Teatro-Escuela Q, proyecto en el que trabajó con gente joven de escasos recursos.  En 1999 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales.

María Luisa

Solari Mongrio

 

 (Matagalpa, Nicaragua, 24 de diciembre de 1920 – Santiago, 30 de julio de 2005)

 

Llegó a Chile a los nueve años, en un período en que la danza moderna comenzaba a ganar terreno a nivel académico. Luego de cuatro años de estudio, se tituló de Profesora de Danza. En 1947 obtuvo una beca del Consejo Británico que le permitió perfeccionarse en el Sigurd Leeder School of Dance de Londres, Inglaterra.

 

Su currículum consigna estudios de rítmica dalcroze; técnica académica clásica; técnica moderna; técnica de improvisación, técnicas escénicas como escenografía, diseño de vestuario, maquillaje y luminotecnia.

 

Fue primera bailarina solista del Ballet Nacional Chileno de la Universidad de Chile, con algunas interrupciones, para seguir cursos de perfeccionamiento en Inglaterra y Suiza. También incursionó en cine y televisión. En 2001 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales, transformándose en la primera bailarina en obtener esta distinción.

María Inés (Marés) González Castro

 

(Misiones, Argentina, 26 de agosto de 1925 – Santiago, 30 de agosto de 2008)

 

Comenzó a trabajar en Santiago como dibujante en la editorial Zig-Zag y más tarde ingresó a la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. Desarrolló una exitosa carrera como actriz y participó en la formación de nuevas generaciones de actores. Su estampa, voz distinción y presencia escénica llamaron la atención desde la primera vez. Protagonizó: La Ópera de tres centavos, El círculo de tiza caucasiano, Santa Juana, Noche de Reyes, Ánimas de día claro, Mama Rosa y Doña Rosita la soltera, entre otras obras.

 

En televisión participó en diversas producciones dramáticas como La madrastra, Las herederas, Fuera de control y Romané. En materia docente se desempeñó en La Escuela Nacional de Teatro de La Habana, Cuba, y como directora de la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile, era vista por su pares como “una gran actriz seria, de una sólida trayectoria”. En 2003 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales.

Fernando

González Mardones

 

(Santiago, 4 de abril de 1939)

 

Ha formado importantes generaciones de actores, muchos en su academia, una de las más prestigiosas del país. Egresó en 1959 de la carrera de Actuación de la Universidad de Chile. En 1969 cursó talleres de Actuación Stanislavskiana. En 1976 finalizó un postgrado de Dirección Teatral impartido por esa casa de estudios superiores.

 

Fue creador y profesor de la Escuela de Teatro Itinerante (1978-1980), director y pedagogo de la Academia de Actuación Club de Teatro desde 1980, director del Teatro Nacional Chileno entre 1998 y 2000 y Presidente del Jurado de Teatro del Fondart 2002.

 

En 2005 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales.

Gustavo

Meza Webar

 

(Osorno, 10 de marzo de 1938)

 

Estudió teatro en la Universidad de Chile, trabajó en la Universidad de Concepción y fue invitado por Eugenio Dittborn, para dirigir el Taller de Investigación Teatral de la Pontificia Universidad Católica.  En la década del 80 creó el Centro Imagen, que albergó a artífices de distintas disciplinas, a través de una labor de creación y difusión artística. Es autor de 26 piezas de teatro, estrenadas por Teatro Imagen. Ha dirigido más de 130 obras he instruido a centenares de alumnos en el oficio teatral.

 

Se ha desempeñado como profesor de Actuación y Dirección Teatral en las universidades de Chile, Católica, Técnica del Estado, Casa de la Cultura de Ñuñoa, Universidad del Norte y Universidad de Concepción. Desarrolló una metodología propia para la formación de actores, por lo que es miembro del equipo de profesores permanente de la Escuela Internacional de Teatro de Latinoamérica y el Caribe, EITALC.

 

En 2007 recibió Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales. Ese mismo año, junto a Fernando González, alcanzó la Medalla Profesor Pedro de la Barra, galardón otorgado por el Rector de la Universidad de Chile, como reconocimiento a su trayectoria profesional. A ello se suman varios galardones como el otorgado por el Círculo de Críticos de Arte, en más de una oportunidad.

Ramón

Núñez Villarroel

 

(30 de noviembre de 1941)

 

Estudió teatro en la Pontificia Universidad Católica de Chile y entre 1969 – 1971 cursó un posgrado en dirección teatral en el London Drama Center, donde además ofreció clases de Actuación. Cuenta con numerosos seminarios y cursos de perfeccionamiento en Europa y Estados Unidos y cátedras en la School of Performing Arts de la Universidad de Middlesex, Inglaterra. Es parte de los formadores de la Corporación de Televisión de la Universidad Católica de Chile, época en que actúo en El de la valija, pieza transmitida en circuito cerrado de televisión en mayo de 1962.

 

Ha participado en más de 150 obras de teatro, ya sea como actor, director o profesor de Actuación y Dirección Teatral, tanto en Chile como en el exterior. Algunos ejemplos son: La Remolienda de Alejandro Sieveking y La viuda de Apablaza de Germán Luco Cruchaga.

 

Durante 1993 fue distinguido por el Consejo Mundial de Educación, como una de las personalidades más relevantes de la cultura nacional y su propia casa de estudios lo premió por su extensa carrera al servicio del Teatro de la Universidad Católica, en el marco de la celebración de sus 50 años de vida.

 

En 2009 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales, además, fue invitado por el departamento de Drama de la Universidad de Nueva York a una lectura dramatizada de Becket y Godot de Juan Radrigán. En el marco del Bicentenario y luego de 90 años, bajo su dirección se estrenó Entre gallos y medianoche de Carlos Cariola.

Juan

Radrigán Rojas

 

(Antofagasta, 23 de enero de 1937- Santiago, 16 de octubre de 2016)

 

Su vida laboral se inició en la Vega Central a lo que le sigue una larga lista de oficios, aunque siempre mantuvo su cercanía a las letras. Fue educado por su madre, profesora, y a los 12 años comenzó a escribir poesía. En 1962, junto con otros autores, logró su primera publicación de cuentos y relatos y en 1968 su novela El vino de la cobardía.

 

En 1979 estrenó Testimonio de las muertes de Sabina, su primera obra teatral dedicándose de lleno a la dramaturgia. Su trabajo se orienta en el sufriente. Sus protagonistas son principalmente marginados, generalmente menospreciadas, porque no calzan en los parámetros que la vorágine del exitismo y grandes logros que exige. Sus montajes son sencillos, casi carentes de escenografía.  

 

Fue profesor de la Escuela de Teatro de la Pontifica Universidad Católica y en el Magíster de Dirección Teatral de la Universidad de Chile. Recibió numerosos premios, sobresale en 1981 el reconocimiento del Círculo de Críticos de Arte; el Premio Altazor 2005; Bicentenario de Dramaturgia en 2010 y el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisual, un año más tarde.

Egon

Wolff Grobler

 

(Santiago, 13 de abril de 1926 - 2 de noviembre de 2016)

 

Hijo de inmigrantes alemanes, desde niño se interesó por la literatura y la poesía. Escribió su primera obra a los 16 años. Pese a esa vocación en 1945 ingresó a Ingeniería Química en la Pontificia Universidad Católica de Chile, titulándose en 1949; luego estudió Teatro en la misma casa de estudios superiores, inclinándose por la dramaturgia.  

 

En 1958 estrenó su primera obra Mansión de lechuzas. Posteriormente, viajó a Estados Unidos con el fin de perfeccionarse en la Universidad de Yale. Al volver hizo una serie obras para el Teatro Experimental de la Pontificia Universidad Católica de Chile.  

 

Su trabajo rescata comportamientos y conflictos en los cuales se ven envueltos los individuos. Sobresale el enfrentamiento entre marginados y poderosos, tal como se aprecia en Los invasores (1963). Otro aspecto son las tensiones generacionales. Es autor de 17 obras de teatro, sobresalen:  Flores de papel (1968); Claroscuro (1995); Encrucijada (2000) a lo que se suma tres series para la televisión.

 

En 2013 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales de Chile.

Héctor

Noguera Illanes

 

(Santiago el 8 de julio de 1937)

 

Estudió en el Colegio San Ignacio, luego ingresó a la Escuela de Teatro de la Pontificia Universidad Católica de Chile, titulándose como actor. Sobresale por su versatilidad, se ha desempeñado como actor de cine, teatro y televisión; director y profesor universitario.

 

Sus primeras apariciones fueron en fotonovelas, formato muy de moda en los años 60, esto le permitió ser reconocido por el público. Su primera incursión en cine fue El Chacal de Nahueltoro (1967), más adelante destaca La Pérgola de las Flores (1975), La Frontera (1991), Subterra (2003) y la cinta uruguaya Mr. Kaplan (2013).

 

Con más de 120 estrenos ha conformado diferentes compañías como el Teatro de Comediantes y el Teatro Q; mientras, en televisión ha interpretado roles protagónicos en numerosas teleseries.

 

Desde 2005 es Decano de la Facultad de Artes de la Universidad Mayor y Director Artístico del Teatro Camino.

 

Durante su dilatada trayectoria ha recibido numerosos galardones, destacan: mejor actor en el Festival de Cine de Montecarlo; en el Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana y en el Festival Internacional de Biarritz América Latina por la película Mr. Kaplan en 2015. Ha recibido cinco veces el premio Apes por su participación en diferentes teleseries. En 2015 recibió el Premio Nacional de las Artes de la Representación y Audiovisuales.

Alejandro

Sieveking Campano

 

(Rengo, 5 de septiembre de 1934 - Santiago, 5 de marzo de 2020)

 

Estudió Arquitectura en la Universidad de Chile, carrera que abandonó luego de participar en un festival de teatro de aficionados, ingresando en 1956 a Teatro en la misma casa de estudios superiores.

 

En ese período descubrió su vocación por la dramaturgia. Escribió más de 40 obras que se enmarcan mayoritariamente en el realismo social, donde se muestran conflictos entre los diferentes sectores. Sobresalen Ánimas de Día Claro (1961); La Remolienda (1965) y Tres Tristes Tigres (1967). A lo largo de su trayectoria participó en varios montajes en el hoy Teatro Nacional, es uno de los fundadores del Teatro del Ángel junto Ana González y su esposa Bélgica Castro.

 

En 1974 se trasladó a Costa Rica, país en el que permaneció 11 años. En 1984 regresó a Chile y trabajó como guionista de diferentes telenovelas y miniseries para la televisión. Asimismo, escribió dos novelas: La señorita Kitty (1994) y Bella cosa mortal (2008).

 

Fue galardonado con distintos premios y en 2017 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales.

Ramón

Griffero Sánchez

 

(Santiago, 29 de noviembre de 1954)

 

En 1971 ingresó a la Universidad de Chile donde siguió la carrera de sociología, finalizando sus estudios en la Universidad de Essex de Londres, titulándose en 1976 como Bachelor of Art, (Licenciado), en Ciencias Sociales.

 

En 1978 sus inquietudes artísticas lo condujeron al Instituto Nacional de Cine de Bruselas, Bélgica, donde estudió cine, al año siguiente se tituló en el Centro de Estudios Teatrales de la Universidad de Lovaina. Se mantuvo en esta casa de estudios donde realizó montajes teatrales y presentó su primera obra: Ópera pour un naufrage (1980).

 

En 1982 regresó a Chile donde fundó el Teatro de Fin de Siglo. Dentro de sus obras sobresalen Recuerdos del hombre con su tortuga (1983); Historias de un galpón abandonado (1985), Cinema-Utoppia (1985), seleccionada por La Loggia, Florencia como una de las mejores obras de la década. En Chile obtuvo el premio Apess en 1985 y Altazor el año 2000. Otro gran montaje es Río-Abajo (1995).

 

La impronta de sus obras, llamada dramaturgia del espacio se la define como: “el estudio sobre el arte escénico a partir de una práctica y una reflexión sobre su formato espacial, para la construcción de lenguajes escénicos. Así, estructura dramática y concepción espacial son un par indisoluble”.

 

Profesor en la Universidades de Chile y Católica, en 2001 asumió la dirección de la Escuela de Teatro de la Universidad Arcis, más tarde director del Teatro Camilo Henríquez y del Teatro Nacional (2016-2019).

 

En 2019 recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisual, a lo que se suma una serie de distinciones nacionales e internacionales.